top of page

DESPERTANDO DE LA ILUSIÓN DEL CONTROL

Actualizado: 5 sept 2022

He dormido mucho tiempo... Tanto, que olvidé a qué vine y me sumergí en el mundo de la ilusión.


Hoy un ángel llegó y me dijo:


Mientras más poderosa eres, más controladora actúas... El miedo a perder el control, hace que vivas en un estado de pánico continuo que se refleja en una vida de acción, acción, acción; tanto qué hacer para no estar en el lugar que más te aterra: tu propio centro.


Desde el centro no te puedes mentir, cuando te paras ahí te vuelves vulnerable a la verdad del estado real de tu evolución y tu consciencia.


El control es una ilusión de este plano, mientras más te desgastas en tenerlo, más se te muestra que no es posible tenerlo. Mientras más altas son tus expectativas del otro o de algo, más control deseas ejercer y más frustración surge; apagándose el poder, ahogándose en los llantos de un alma herida que juega a ser víctima y victimaria.


Exiges de todos sentido común y responsabilidad; encargas tareas a los demás queriendo que se realicen rápido y bien. Pero, ¿cuántas de esas tareas te corresponden a ti? ¿Cuántos de esos encargos son órdenes para que te obedezcan y cuántos son verdaderos acompañamientos para lograr resultados colectivos?



Todo tomaba sentido, uno a uno los velos caían frente a mi quemados por la cruda verdad.


Soy controladora; juego un juego que me hace prisionera de mi propia ilusión. Todo se derrumba: las expectativas caen como castillos en el aire, los demás se enojan conmigo en vez de agradecerme lo tanto que creo esforzarme por hacer para ellos y apoyarlos... No entiendo al mundo, me siento sola...


Entonces pregunté:


¿Cómo salgo de mi propia trampa?


Te sonará muy trillado -dijo sonriendo-: con amor...


Aceptándote tal como eres, viajando a tu centro y decidiendo tocar tu vulnerabilidad; mirando tus heridas y aplicándoles bálsamos sanadores.


Ábrete a mirar que no controlas nada, que cada alma trae su propio destino, que es tiempo de inspirar con tu propio poder; haz lo que sí te toca: levántate desde tu centro y brilla... Es tiempo de ser verdaderamente responsable, de tomar consciencia recordando qué haces aquí.


Entonces, nadie podrá volverte a dormir; tus miedos terminarán y la ilusión del control desaparecerá; los demás volverán a ti buscando un faro de luz verdadero que los acompañe con respeto a sus velos, con cuidado a sus heridas, con confianza a sus procesos... Sumarán fuerzas y serás parte de la red consciente de verdaderos trabajadores de la luz no dual unificada.


¡¡Es tiempo!! Tu verdadero poder no puede seguir escondido.


183 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page