top of page

LOS DOS SOLES

El sol sabía vivir solo, rodeado de todo y de todos... Ahí en su centro, girando sobre su propio eje, aprendió a ver pasar las historias y las vidas de todos. Se acostumbró a dormir y despertar en llamas.

Un día, un nuevo sol surgió y no supo apreciar el brillo de su reflejo en un corazón vivo, él necesitaba sólo el reflejo de su fuego sexual, entonces se dedicó a conquistar a todas las estrellas del firmamento, pues podía con todo... menos con su reflejo.

Porque si lo elegía, tendría que ser consciente de su brillo y de su poder, además de expandir el portal para alimentar a otros mundos, dejar de ser el Sol de un sistema... Volverse un sol de multiversos.

Y continuó girando, alimentándose de los fugaces besos que recibía por ser el sol, creyendo que no podría ser algo más, creyendo que ya lo era todo.


*Imagen tomada de la web Mientras el otro sol le miraba, y aprendía de su poder, para multiplicarlo en él; aprendía de sus debilidades, para hacerse más fuerte y resolverlas, y así salir de la ilusión de un sólo mundo al cual servir.

Y un día, nació de nuevo en un amanecer brillante lleno de fuego; ese nuevo sol se había hecho tan fuerte alimentado de la verdad de su reflejo, y de la verdad del mundo donde brillaba, que despertó su conciencia creadora, y se expandió, cruzando todas las barreras cuánticas, apareciendo en un espacio virgen del Universo.


De este nuevo sol comenzaron a emanar más soles; y con estos soles, nuevos mundos, todo ello alimentado del amor de ser quien sí eres, alimentado del poder de sostener creaciones.


Atrás quedó el viejo sol girando sobre su eje, alimentando un mundo decadente, llorando en su soledad, pues ahora ni siquiera podía jugar a evitar su reflejo, pues este ya no existía en el alcance de su percepción.

Moraleja: Si no eres fiel a ti mismo, no podrás ser fiel a lo que proyectas y a lo que te refleja. Tu potencial se ahogará en la ilusión de creer que ya eres impecabilidad. Si hoy ya eres poderos@, recuerda que cada día puedes ser más. Si ya estás creando, recuerda que puedes crear más. Si ya estás amando, puedes amar más. Si ya estás siendo fiel a ti y a quien te ama, puedes serlo más, apoyando el desarrollo de ambos. Si te duermes en tus laureles, los parásitos que se alimentan de energías que no se mueven, llegarán a ti de manera zalamera, te endiosarán, y te dejarán sirviendo al mundo que no quiere cambiar.



18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page