top of page

SABER A DONDE VOY

Cuando nacemos venimos con una conciencia muy clara del propósito; conforme nos anclamos en la encarnación y en el matrix de la vida, podemos perder la visión hasta el punto de no recuperarla jamás.


¿Cómo recuperarla?

Parar y reflexionar sobre el mundo que hemos creado; percibir si nos hemos sumido cada día más, o si hemos avanzado construyendo un legado para nuestra historia álmica.

Si me descubro en un mundo caótico, puedo sentir la profunda decepción, frustración y ganas de terminar la experiencia cuanto antes.

Una opción más elevada, es aceptar lo creado como muestra de mis karmas no resueltos, ofrendar el dolor que siento por verme tan vulnerable y falto de recursos, y comenzar la reconstrucción lentamente, transformando ese karma repetitivo en un alto aprendizaje de conciencia.

No va a ser milagrosa la sanación, destruir nuestra realidad y nuestro cuerpo nos llevó vidas; recuperar el control sobre nuestra creación requiere paciencia, entrega, apoyo y total conciencia de nuestra debilidad y arrogancia cuando nos desesperamos y queremos dar saltos agigantados a realidades que no podríamos sostener con tanta frustración que limpiar. A esas realidades solo iríamos a envidiar a los que ahí habitan y a destruir lo que otros han logrado.


*Imagen tomada de la web

Paciencia y entrega para la reconstrucción y la reconexión, traerán nueva energía, nuevos bríos: el alma se compromete con el cuerpo y la transformación comienza.

Un ser regenerado es más valioso que uno que nunca se ha roto, reconoce el valor de ser.

Si acaso eres de los que ya sabe a dónde va, sabrás que primero ya te encontraste, la búsqueda terminó; a donde ibas ya llegaste, y entonces surge una poderosa pregunta: ¿A dónde vamos? Ya estás en completitud para acompañar comunidades a crecer y a crear; ya tienes objetivos colectivos y total derecho a tus objetivos de mantenimiento y desarrollo personal.


Esa etapa de vida se llama plenitud: aprecias cada respiro, disfrutas cada sonrisa y resultado tuyo y de los que te rodean, conoces el cómo sí en medio de todos los cómo no...


Eres una inspiración, eso pasa con quien ya sabe a donde va: inspira.

Cualquiera que sea tu caso, no sabrás qué sigue hasta dar el siguiente paso; avanza y el Espíritu te irá mostrando para qué y para quién estás disponible; así como tu siguiente cartera de recursos para activar tus nuevas realidades.

Sé amable contigo y con el mundo; eso abre caminos.



76 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 Comment


Nancy Mexico
Nancy Mexico
May 25, 2023

Muy cierto el relato saber a donde voy ahora comprendo el porque de mi vida es hora de reconocerme

Like
bottom of page